Elegía a Ramón Sijé

A las aladas almas de las rosas

del almendro de nata te requiero:

que tenemos que hablar de muchas cosas,

compañero del alma, compañero.

jueves, 5 de marzo de 2015

"ELLAS" de Rosa Montero


Lee más artículos de Rosa Montero aquí
...................................................................................................

Repaso de las oraciones coordinadas
Página para practicar la sintaxis
Más ejercicios con oraciones coordinadas


     Este podría ser un ejemplo de lo que tenéis que hacer en el próximo examen:

Tema, resumen y estructura del siguiente texto. ¿Qué intención comunicativa se aprecia en él? Demuestra que se trata de un texto cohesionado
Finalmente, escribe tu opinión sobre el tema del que opina Rosa Montero.



   Un amigo me envió hace poco una pequeña noticia que él había encontrado en la página web de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico). Estaba dentro de un documento sobre África y era una menudencia, apenas dos líneas modestísimas. Traducidas del inglés, decían así: "Las mujeres -no los camiones, no los trenes, no los aviones- acarrean dos tercios de todas las 5 mercancías que se transportan en el África rural". Mi amigo se quedó impactado. Y yo también.
   Es una información que enciende inmediatamente en mi cabeza una catarata de imágenes: cientos de miles de mujeres, de ancianas y de niñas atravesando en todas las direcciones el continente, paso a paso, cimbreándose bajo pesadas cargas. Y además llevando algún niño atado a las espaldas. Para que luego digan (porque aún se sigue utilizando esa necedad) que somos el sexo débil... Y lo más 10 grandioso es que, biológicamente, es cierto que los hombres poseen, por lo general, más vigor físico que las mujeres. Pero la verdadera fortaleza es otra cosa: está hecha de tenacidad, de aguante, de entrega, de perseverancia. Porque para llegar a China basta con dar un paso detrás de otro y no parar. Estas mujeres fuertes, humildes y asombrosas son la espina vertebral de África. Ellas son quienes sostienen el hogar, quienes cuidan de los niños y los enfermos, quienes gestionan la 15 economía familiar. Todos los expertos en desarrollo saben que las mujeres de los países pobres, y desde luego las africanas, sacan mejor partido a las ayudas económicas, que son más eficaces, más laboriosas y fiables.
   Mujeres bueyes, mujeres mulas de carga, resistentes, calladas, austeras y heroicas. Muchas de 20 ellas, millones, con el clítoris mutilado. Míralas ahí, en tu imaginación, pululando por el mapa africano, afanosas como hormigas, cada una con su carga en la cabeza. Qué infinidad de pequeños esfuerzos, cuantísimas fatigas hay que aguantar para llegar a acarrear dos tercios de las mercancías. Son la esperanza del futuro, el motor del mundo.
..................................................................................................................................................
    (Para formular el tema, utiliza un sintagma nominal que recoja la postura del autor ante este (crítica a/de, exposición de, apelación a...En este caso, creo que podría formularse con el sustantivo "elogio" porque la esencia del texto, lo que persigue la autora con él, es mostrar su admiración por el trabajo de la mujer africana.) El tema del texto es el elogio a la ingente labor de las mujeres africanas. (En la elaboración del resumen, sigue el orden del texto para recoger todas las ideas que en él aparecen. Prescinde de los datos superfluos) A partir de un dato concreto y sorprendente -las mujeres africanas transportan por ellas mismas dos tercios de las mercancías que se mueven en el África rural- la autora alaba su fortaleza y tenacidad ya que no solo son capaces  de acarrear cantidades ingentes de mercancías sino de ocuparse de la familia y gestionar con acierto su economía. Por todas estas cualidades, la articulista insta a los lectores a que reconozcan el afanado esfuerzo de estas mujeres que representan el cambio que necesita el mundo.
   Por lo que respecta a la estructura, (Recuerda: utiliza conectores para elaborar tu texto. En este caso "por lo que respecta" es un conector que sirve para ordenar el discurso: nos indica que se va a abordar otro aspecto del mismo tema. Repasa los conectores en este enlace), se pueden distinguir dos partes claramente diferenciadas atendiendo al predominio de la información o de la opinión.(Justifica tu división y explica de dónde a dónde -señalando con anterioridad las líneas del texto- va cada parte que distingas) La primera parte coincide con el primer párrafo y en ella predomina la información: la autora relata cómo se enteró de un dato curioso y, sobre todo, impactante: la estadística que refleja la cantidad de mercancías que transportan las mujeres del África rural (líneas 1-5). En la segunda parte, el resto del texto, que son dos párrafos más, la autora opina sobre ese dato tan llamativo: el conocerlo despierta en la autora una encendida admiración por estas mujeres que le lleva a instar a los lectores a que también tomen conciencia de esta ingente labor. 


    En cuanto a la intención comunicativa del texto, como en todos los artículos de opinión, la autora persigue dar a conocer sus ideas sobre un tema concreto, por lo tanto en el texto predomina la función expresiva. Algo que podemos apreciar de forma clara en el uso de adjetivos connotativos, que muestran claramente una opinión. Así, los adjetivos con los que califica a las mujeres de las que habla muestran claramente la admiración que las profesa: son fuertes, humildes y asombrosas  (l. 13), resistentes, calladas, austeras y heroicas  (l. 19), incluso acompaña algunos adjetivos de comparaciones ( afanosas como hormigas l.21) y de cuantificadores con los que se evidencia aún más su punto de vista (más eficaces, más laboriosas, más fiables, l. 18). Y no solo hay connotación en los adjetivos, también utiliza nombres o sustantivos nominales claramente valorativos: necedad, mujeres bueyes, mujeres mulas de carga, la esperanza del futuro, el motor del mundo...Otra manera de subrayar la función expresiva del texto es con la utilización de  una oración exclamativa (Qué infinidad de pequeños esfuerzos...l. 21) y, por último y en menor medida, esta función se aprecia en el uso de pronombres (me, línea 1, yo, línea 5)  determinantes (mi amigo, l. 5, mi cabeza, l.6) y una forma verbal (somos, l.9) que remiten a la primera persona. 
   Sin embargo, no es esta la única función comunicativa que se aprecia en el texto: en menor medida se aprecian otras, como la apelativa. Y es que la autora también busca llamar la atención al lector, convencerle de la necesidad de reconocer la labor de las mujeres a las que tanto admira, y lo hace mediante el uso de una forma verbal en imperativo y un determinante que remiten a la segunda persona, al lector: Míralas ahí, en tu imaginación (l.20). También está presente la función poética porque la autora llama la atención sobre el mensaje mismo mediante la utilización de figuras literarias como la metáfora (mujeres bueyes, mujeres mulas de carga) o la utilización del paralelismo: "Ellas son quienes sostienen el hogar, quienes cuidan de los niños y los enfermos, quienes gestionan la economía familiar."  Por último, la función referencial está también presente en el momento en el que se alude a una noticia difundida por un organismo oficial (l. 1 y 2).







   Por último, analizaremos los mecanismos que cohesionan este texto, es decir que contribuyen a su correcta construcción y que dividiremos en dos grandes grupos:
   En primer lugar, los procedimientos que establecen relaciones entre las partes del texto  con mecanismos sintácticos: son los llamados conectores. En este artículo, encontramos  conectores de adición, concretamente la conjunción copulativa "y", que sirve para sumar todos los valores positivos que la autora atribuye a las mujeres africanas: Y además llevando algún niño atado a la espalda. Y lo más grandioso es que...
   En segundo lugar, los procedimientos de naturaleza léxica. Por ejemplo, las referencias anafóricas como el pronombre personal ellas, que en las líneas 13 y 20 remite a sintagmas mencionados anteriormente (Estas mujeres fuertes  o las mujeres bueyes, respectivamente), o el pronombre personal enclítico de Míralas de la l. 20 que alude también a las mujeres bueyes de la línea anterior.  También encontramos ejemplos de referencias catafóricas, es decir que remiten a elementos que se explicitan después: el adverbio de modo así de la línea 4 alude a lo que se explica justo después, Las mujeres -no los camiones, no los trenes, no los aviones- acarrean dos tercios de todas las mercancías que se transportan en el África rural, y el sintagma nominal "una catarata de imágenes" (l.6) adelanta lo que se dice después: "cientos de miles de mujeres, de ancianas, de niñas atravesando en todas las direcciones el continente...". 
   También tiene naturaleza léxica otro procedimiento cohesionador: los numerosos ejemplos de elipsis que en el texto se aprecian. Se trata de elementos lingüísticos que se suprimen u omiten porque pueden ser sobreentendidos por el receptor. Veamos tres de ellos: el sujeto elidido de "Estaba dentro de un documento sobre África" es el sintagma "una pequeña noticia" de la primera línea. También se omite el sujeto de la oración " está hecha de tenacidad, de aguante, de entrega...", que es el sintagma "la verdadera fortaleza" que aparece en la línea anterior (l. 11). Finalmente, la última oración del texto también omite la palabra más repetida en él "las mujeres": "Son la esperanza del futuro, el motor del mundo".
   Precisamente, este último ejemplo nos sirve para hablar de otro tipo de referencias que cohesionan el texto y que se realizan mediante el procedimiento inverso a la elipsis: la repetición de palabras o reiteración léxica en un texto, generalmente relacionadas con el tema del que trata. En este caso, se trata de la palabra "mujeres" y, en menor medida, "África". Para aludir a la primera de ellas, la autora utiliza también otro elemento cohesionador, los sinónimos como mujeres bueyes o mujeres mulas de carga. Es importante destacar otro tipo de sinonimia, la contextual, es decir, palabras cuyo significado es intercambiable solo en el texto, no de una manera general. Así, en este artículo, la palabra mujeres tiene como sinónimos a ancianas y niñas. Se trata de una forma concreta de sinonimia textual: la primera es un hiperónimo respecto a las otras dos, hipónimas respecto a ella. Otra forma de cohesionar el texto mediante la sinonimia contextual es utilizando palabras que pertenezcan al mismo campo léxico. Así, en este artículo encontramos numerosos sustantivos y adjetivos que podrían incluirse en el campo léxico de las valoraciones positivas: tenacidad, aguante, entrega, perseverancia, fuertes, humildes, asombrosas, eficaces, laboriosas, fiables, resistentes, calladas, austeras y heroicas...Todas estas palabras subrayan, además, la coherencia del texto, es decir, la presencia de un mensaje unitario que une todas su partes: es un elogio a la labor de las mujeres africanas.
   
Por último, en este texto se aprecia otro procedimiento cohesionador: la presencia de un inciso con el que la autora del texto completa la opinión que nos va transmitiendo. Concretamente la autora defiende que las mujeres que cargan gran cantidad de mercancías, además de a los niños, no pueden ser consideradas como sexo débil, algo que considera una necedad. Este inciso es reconocible por el uso del signo ortográfico del paréntesis 

 (Puedes seguir trabajando la cohesión textual en esta página)
...................................................................................................................................................................
                                   OPINIÓN PERSONAL
   Cuando escribas tu opinión sobre un texto y sus contenidos, tienes que tener en cuenta que vas a elaborar un texto propio en el que debe predominar la función expresiva -aunque no sea la única que aparezca. Recuerda cómo se manifiesta: palabras connotativas, uso de la 1º persona, utilización de oraciones exclamativas....En el texto que sigue, te señalo las palabras y oraciones que contribuyen a que en él predomine la intención de transmitir una opinión.
   Conocer la ingente cantidad de mercancías que son capaces de transportar las mujeres africanas me resulta, igual que a la autora del artículo, una información impactante. Que se produzca en el siglo XXI, todavía me sorprende más. Y es que, desgraciadamente, la situación de muchas mujeres en el mundo no ha ido en paralelo a las mejoras que la humanidad -hombres y mujeres- ha conseguido con el transcurrir de los años. Pienso en las mujeres del Yemen o de Irán o de Afganistán, de Paquistán, de La India...Pienso en niñas que son obligadas a casarse por su propia familia, que tienen hijos cuando apenas han dejado ellas mismas la infancia. Pienso en las mujeres que son cruelmente deformadas por el ácido que les lanzan sus pretendientes despechados,  en las que son violadas en los autobuses públicos o atacadas por querer estudiar. Y la situación de los países donde estos deleznables hechos se producen no es buena: son países en los que prima la pobreza y la inestabilidad política, donde hay conflictos armados a los que se llega con grandes dosis de fanatismo y odio racial o religioso.
   Por todo ello creo que la bonanza de un país va ligado al bienestar de la mujer.Estoy convencida de que no hay países libres y democráticos si la mujer no es tratada con igualdad. ¡Qué largo camino nos queda para conseguir esa meta! . Tan largo como el que recorren esas mujeres africanas acarreando la vida del continente sobre sus hombros.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado este comentario y además me ha servido de gran ayuda. Gracias!

    ResponderEliminar